SlideShow

Nada por ahora
16

Serie Los Condenados. 3ero. Besos a Medianoche (Prólogo)




Título: Besos a Medianoche
Género: Fantasía, Romance, Paranormal, Vampiros.
Serie: Los Condenados. 3er libro.
Sinopsis: ------ (Sí, no posee sinopsis por ahora)
Notas: Historia paralela a la de Connor y Ellie, por lo tanto pueden leerla tranquilamente.



Prólogo


Nueva York, Estados Unidos.


Nostalgia. Ese sentimiento tan adyacente provocaba sinceras ganas de vomitar en el estomago de Alexander Night, mientras caminaba lentamente por el pasillo y hacía a un lado los ingratos recuerdos que se apoderaban lentamente de su mente.
Mil quinientos años rondando en la tierra, solo causaban estragos en una persona. En especial en él que se sentía repentinamente insuficiente en medio de tantas paredes y el oscuro lugar.
Me pregunto, como es que he logrado vivir durante tanto tiempo sin acabar matándome.
Una incógnita que nunca se había logrado responder a sí mismo. La soledad era palpable y el silencio hacía horrorosos ecos dentro de la mansión Night en las calles más lujosas de todo Nueva York. ¿Por qué razón con todo lo que había logrado sentía que no era suficiente para llenar el vacío en su pecho donde se suponía que cuando era humano estaba su corazón?
Apretó la mandíbula al sentir las ansias que lo recorrían desde hace una semana. A la mierda con ello.
Blas y Francesca habían logrado estar juntos después de todos los problemas ocasionados. Blas, le había asegurado que esperaría hasta el vigésimo tercer cumpleaños de Francesca para convertirla en vampiresa.
Y él, idiotamente, y por un estúpido descuido se había encontrado con su compañera.
No es como si se pudiera evitar, pero Alex había tenido la dichosa esperanza de que tal encuentro nunca tuviera acontecimiento en el tiempo. No necesitaba una mujer a la que cuidar. No necesitaba a nadie que le hiciera compañía.
Mentiroso…
Solo era un vil mentiroso, con la esperanza de engañarse a sí mismo. La soledad estresante se hacía paso en él lentamente y refugiarse constantemente en los brazos de distintas mujeres no lograba calmar su sed de compañía. Entonces había logrado hacer buenas migas con Blasius Nortton. Y cuando no soportaba la soledad del lugar y no sentía muchas ganas de correr tras una falda, pues simplemente quedaban de verse… Pero Blasius había encontrado una mujer con la que compartir su vida y su hogar, y lamentablemente esto hacía que la existencia de Alex solo se relegara a pasar el rato con mujeres que no dudaban en compartir su cuerpo con él.
Dejó de caminar tan rápidamente, que incluso se encontró sorprendiéndose a sí mismo. Recostó su espalda de la pared del pasillo que estaba tapizada de un lujoso rojo sangre con detalles dorados.
Cerró los ojos y suspiró.
Kirsten Shower. Kirsten. Kirsten. Kirsten.
No había ninguna necesidad de preguntarse en donde estaba su mente en ese momento. Solo en ella, solo podía pensar en ella. Deseaba verla… Deseaba dolorosamente rozar los dedos con la pálida y suave piel de su mejilla.
Un deseo imposible. No iba a arrastrarla al sufrimiento de ser un vampiro, no se permitiría a si mismo que ella llorara por su culpa y que viviera sumida en la desdicha de estar a su lado. De vincularse a él.
No había nada peor que unirse a una persona a la que no amas. Y pensar que ella nunca amaría a un monstruo como lo que era, encogía su corazón y le hacía sentir una enorme impotencia.
Aguantó la respiración.
Necesito verla… Solo una vez más.
Solo una vez y podría vivir tranquilamente, podría irse y morir en paz con ella en su memoria.
Contra todo pronóstico y antes de poder pensarlo con mucho más calma, se encontró teletransportandose a la enorme casona perteneciente a los Shower. El jardín era amplio y perfectamente cuidado, era un lugar hermoso y a pesar de ser grande era bastante familiar.
Pronto se encontró rastreando la esencia de ella. Y logró localizarla. Terminó por subirse a el balcón que conectaba a una de las habitaciones, los ventanales estaban ligeramente abiertos y la habitación a oscuras. Claro, ella debía de estar durmiendo en ese momento, después de todo eran cerca de las dos de la madrugada.
Con agilidad y sin hacer el menor de los ruidos, se adentró impasible en la habitación y agradeció mentalmente su excelente visión nocturna. Eran una de las pocas cosas buenas que conllevaba el ser un vampiro.
La respiración se le cortó cuando estuvo totalmente en el interior de la pieza. El aroma de Kirsten flotaba en el aire, envolviéndolo y erizando su piel. Casi dejó escapar un jadeo, pero lo logró contener justo a tiempo.
Se acercó lentamente a la cama y dejó vagar los ojos hasta el cuerpo que respiraba calmadamente sobre la colcha.
Los cabellos rojo fuego estaban esparcidos sobre las sabanas blancas y sus pestañas caían como alfombras sobre las pálidas y delicadas mejillas. Tenía los labios ligeramente abiertos, por donde escapaba la casi imperceptible respiración. Hecha un ovillo, se abrazaba a sí misma y las sabanas blancas cubrían solo la mitad de ese hermoso cuerpo.
Sin poder resistirlo, Alex se sentó a orillas de la cama y dejo caer la mano sobre la cabeza de ella, acariciándole levemente los pelirrojos cabellos.
—Kirsten… —Susurró. Ella se removió, dándose vuelta hasta quedar frente a él y movió su cabeza buscando el calor de su mano, gesto que lo hizo sonreír enternecido –Si fuera otro, no dejaría que nadie más te tuviera, Kirsten. Serías mía y solamente mía… te aseguro, que en otra vida, no dudaría en ir tras de ti.
Pero en esta, simplemente no podía permitírselo.
Ella frunció el ceño y abrió ligeramente los ojos. Parpadeando, clavó esos mágicos y hermosos ojos azules en él. Una sonrisa se escapó de sus labios y su corazón dio un vuelco, comprendiendo que ella se había despertado.
—Alex —Susurró su nombre con una voz tan pura y angelical, creando en él de la nada, unas enormes ganas de besar esos labios rojos que contrastaban con la blanca piel de su cara —. Que hermoso sueño…
Esto lo dejo anonado. Sus manos volvieron a acariciarle el cabello.
—Eso es, pequeña —Le dijo —. Solo cierra los ojos, Kirsten.
— ¿te quedaras? —Preguntó buscando a tientas su mano libre.
Alex asintió.
—No me moveré hasta que duermas.
Ella cerró los ojos, esta vez con una sonrisa en sus labios.
Alex se encogió, cuando ella quedó dormida se levantó apresurado de la cama y se dirigió al balcón. Dándole una última mirada, saltó desde la baranda al jardín.
Era definitivo. No podía quedarse aquí. No a menos que decidiera sucumbir a la necesidad de estar con ella, y eso en definitiva era algo que no debía dejar que ocurriera nunca
.

16 comentarios:

Citu

Guay me haces muy feliz mi Anto publicando . Me encanto un beso

adriana

hey , chica , si asi esta el prologo , como estara la historia , realmente buenisima

Anónimo

buenisimo, hace mucho tiempo que espero esta historia!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Danyyy

OMG pobre alex ya desde oscura inocencia me parecio que el amor provocaria una reaccion tan extrema en el,oajala pueda afrontar este amor asi los salva a los dos besos dulce

Fabiola

*_*

moraxella

moraxella
si asi es la cereza como sera el helado
la escritora mas esperada ha vuelto no es lora leigh no es whard es antonella pizzi al fin nos da un adelanto de tan bella saga te extrañamos anto bienvenida

Anónimo

hola. Me encantó el primer libro y me gustaría saber cuando es que sale lo siguiente de la serie.

Anónimo

Genial, todos los días abro la página esperando matar mi curiosidad en cuanto a como sigue la historia, hoy puedo decir que me voy a dormir contenta después de tanta espera; muchas gracias espero con ansiedad la continuación de la historia....

Anónimo

Que lindo encuentro con Alex...quiero mas de los dos, para cuando se encontraran cara a cara de nuevo?????

y por cierto cuál es el trauma de Alex porque huye de Kris?

escribes muy bien, espero con ansias una actualización.

att

julilopx

Anónimo

me encanta como escribes, me encanto el primer libro Oscura Inocencia y estoy esperando este...
cuando saldra alguien me lo puede decir ?????
por favor

vandekkka

me encanta como escribes, me encanto el primer libro Oscura Inocencia y estoy esperando este...
todos los días abro la página esperando matar mi curiosidad en cuanto a como sigue la historia..
espero con ansiedad la continuación de las historias....

Anónimo

me gustaria que terminaras de publicar los capitulos o almenos informar que no continuaras por que empeze a leer estas tres historias y al dejarla 2 de ellas inconclusa estoy que me muero me gustaria que si no la vas a publicar dejaras algun link con el libros o las facilitaras en el correo. Gracias por las historias porque soy una fans de esta serie.

Anónimo

me encantan todas las historias de la saga los condenados esta purete quiero saber mas

Anónimo

Ya publicaron el 2 de la serie condenados?
es que veo aqui el 3, me gusto mucho el primero.

Alejandra

ya lo encontree! lo siento soy bien despistada :D

esmeralda garcia

holaaaa el de besos a medianoche cual es el segundo el tercero???? si es el tercero donde puedo encontrar el segundo??????